domingo, 25 de septiembre de 2011

El lamento del Lobo y el Mono del árbol

Siempre miraba sus ojos al filo de la medianoche. En esa época, Jano quería con intensidad a Mery, caminaban juntos por la selva. Los sentimientos maduraban naturalmente como las rosas que Jano regalaba a Mery. Sin embargo, una sombra simiesca apareció de la nada y corrió, hasta robarse la atención de Mery, y miró con rencor a Jano, que ignoraba al mono flaco que pretendia ser su rival.

Sólo hay guerra cuando dos o más partes pelean. A Jano, el mono flaco le importaba tanto como un plátano podrido. No pensó que el mono flaco sería tan hábil para hablarle de amistad a Mery cuando en verdad sus pretensiones eran otras. Mery escuchaba hipnotizada la sabidutía barata del mono, hasta que llegaba Jano, entonces el mono se escapaba calladito, aprovechando la oscuridad de su piel y de la noche, era un camaleón de las sombras.

En la última semana, Mery hablaba con otra voz y otras ideas, al punto de ser irreconocible para Jano. Jano tenía ganas de capturar al mono una noche, solos, moerderle la cola y clavarle sus colmillos al simio jetón. Pero Jano no quiso ser abusivo, atacando a un primate no evolucionado, pensando que quizás Mery tendría algo de raciocinio para darse cuenta de las piruetas y discursos disfrazados del mono, ese falso amigo.

Pero la lógica pierde muchas veces.

Mery subió al árbol abandonado del mono, que brincaba contento porque !por fin alguien le creyó su teatralización improvisada!

Mery no quiso más rosas de Jano.

Caído pero nunca rendido, Jano veía con disgusto, recostado en el pasto, cómo Mery estaba abrazada jubilosa con el mono parlanchín. Comprendió que en la vida se pierde, a veces, con el menos pensado o el más débil. Jano se sintió estúpido por primera vez en su corta vida. Pensó que la teoría de la Selección Natural, de Darwin, era una gran mentira humana. Pero pensó también, que tal vez, muy en el fondo, Mery también es como el mono, pura teoría efímera y una caja llena de incertidumbres y payasadas.
Jano miró con cariño a su rosa roja, la soltó lentamente de su hocico para dejarla caer en las raíces del árbol del mono.

"Para que veas que esta rosa se muere contigo, Mery".

Jano caminaba solitario, iba a reunirse con sus amigos los lobos para aullarle a la luna y empezar la caza nocturna. La jungla era un lugar donde había que vivir rodeado de amenazas. "¿Qué rayos es entonces Mery?", aullaba con sus amigos los lobos.

"Los lobos no necesitamos de un estúpido árbol para poder vivir como los monos. El mundo entero es nuestro hogar", reflexionó el Lobo Sabio, primo mayor de Jano.


"Tal vez conocer una loba sea mi salvación", finalizó Jano.

5 comentarios:

La Gata Coqueta dijo...



Atentamente he venido a saludarte y desearte que la semana que comienza sea hermosa y llena de color, donde la ilusión te dibuje todo aquello que le sea un favorable acontecimiento para todos los que te rodean.

Un ramo de rosas dejaré en tus manos para que su aroma sea un referente de mi afecto hacia ti.

Te sigo y no te olvido puesto que los sentimientos no entienden del espacio tiempo, ni de las distancias.

TQ.

María del Carmen

Rogger Avendaño Cárdenas dijo...

Gracias por el ramo de rosas, Gata! :D
Siempre me gustaron las flores.
Un abrazo!
;)

Jocri dijo...

qué bacàn! ESE ROGER! PTM. TA BACÀN EL CUENTO. TIENES HABILIDAD PARA CREAR HISTORIAS O REPRESENTAR SUCESOS.
MMM ALGO ESTUVE PENSANDO, QUE QUIZÀ LAS CHICAS QUE TE GUSTGEN NO LEEN BLOGS. CAPAZ NI LEEN.

JÀ QUÈ INTERESANTE. MMM VOY A LEER MÀS.

JOCRI

Jocri dijo...

què bacàn! me gusta tu forma de crear historias. quizà representaciones de sucesos...

leerè màs.

Por cierto, estuve pensando, que quizà las chicas que te gusten mno leen blogs. No leen si quiera... pero mmm ya habrà alguien. Leerè màs.

Rogger Avendaño Cárdenas dijo...

Jocri, arribaste a un punto vital: que tal vez las chicas que me gustan no leen el blog (¿sólo leerían catálogos de cosméticos o antes de una prueba académica?, jaja xD).
En fin, tú sabes, estamos en Tacna, una ciudad en la que no se aprecia mucho ni la literatura ni el teatro. Tal vez por ello hay tanta corrupción y falta de creatividad.
Gracias por comentar en el blog! Saludos de colega basadrino!