viernes, 23 de diciembre de 2011

Navidad sin llamadas


Desde hace cuatro años recuerdo que tuve la desinteresada costumbre de llamar por celular a los amigos en la medianoche navideña, para saludarlos con afecto. Saludaba a una serie de amigos hasta que el saldo me dure.

Subía al techo de la casa, bajo un navideño cielo alborotado de pirotecnia ruidosa y luminosa, buscaba en mi agenda del celular los nombres de varios amigos, luego presionaba el botoncito verde y esperaba. “¡Feliz Navidad! Te deseo lo mejor con tu familia, éxitos”, era lo que en resumen decía, tras atropelladas palabras, solo ante mi sombra.

Lo hacía sin pedir favores ni esperar nada a cambio. Ingenuamente pensé, “ahorita seguro me llamará alguien para saludarme también”. Tras una larga espera infructuosa, me daba por vencido, apagaba el celular y dormía creyendo que los demás siempre estaban ocupados. Pensaba que en Año Nuevo algún amigo tendría reciprocidad, pero nada de nada. En fin, que tampoco soy de los que llaman obsesivamente.

Decidí, entonces, que en esta Navidad del 2011 no llamaré a ningún conocido. Tampoco en Año Nuevo. No es que se haya avinagrado mi humor ni ensombrecido mis esperanzas, sólo digamos que quiero dejar de parecer el tonto navideño de todos los años.

AHORA TODO VA CAMBIANDO. Para regocijarme, recientemente una nueva persona ingresó en mi vida, dándome días de alegría, cariño, amistad y amor. Siento que ya no seré el candidato ideal a ser el soltero melancólico que escribe poemas y cuentos, recibiendo elogios y nada de lo que en verdad busca. Ahora me veo fuera del cuadro del buen chico que camina tristemente soltero.

Una tarde en una plaza con viento suave fue el escenario en que conocí a una chica que mostró (y muestra) quererme mucho. También la quiero. Adoro que ambos respetemos nuestros espacios  y libertad personal. Mientras la gente celosa ve al amor y a la amistad como sentimientos casi carcelarios, ella y yo vemos a la libertad y a la confianza como pilares básicos. Ella dice que soy distinto a los demás, que al comienzo algunas cosas mías no le gustaron pero que, mientras más me conocía, se dio cuenta que soy diferente y eso le gusta. Sin embargo, ella me gustó desde que la vi.

Y yo, hogareño a más no poder, estoy feliz de que ella comparta mi nula atracción por salir a discotecas, las que seguramente estarán llenas en Año Nuevo.

En Navidad y en Año Nuevo no llamaré a nadie que no sea ella. Quiero pasar en casa ambas festividades, en  cama, leyendo un libro o viendo un poquitín de televisión. Aunque me tienta hartísimo beber champaña teniendo como fondo las canciones de The Beatles, guitarreando a mi placer.

Al final lo más importante será encontrarla esas noches, abrazarla fuertemente y contemplar el brillo de sus ojos.



12 comentarios:

Un Oso Rojo dijo...

¿No has pensado en sólo mandar mensajes de texto? Dependiendo del modelo que tengas un solo mensaje puedes enviarlo a varias personas al mismo tiempo.

Anónimo dijo...

Q bonitoo =)
Besos para ti...ojalá te dureeee

Anónimo dijo...

Si los cambios que cuentas son para tu mejoría, eso es bueno, amigo. es bueno saber que te va bien

Feliz NAVIDAD y Prospero AÑO NUEVO !!!

Rogger Avendaño Cárdenas dijo...

Oso Rojo, tienes toda la razón! Un mensaje de texto es más económico y queda "para recordar".
Pasa en mi caso que llamaba para escuchar su voz, robar una sonrisa, saludar en vivo :D
He ahí la diferencia. Pero sí uso los mensajes de texto, aunque tampoco en demasía.
=)
Un fuerte abrazo y Feliz Año Nuevo! =)

Rogger Avendaño Cárdenas dijo...

Anónimo 1:
Bienvenido al blog. Yo sí quiero que esta nueva relación tenga la duración indefinida :D
Saludos!

Anónimo 2:
Agradezco mucho tus benévolos deseos, ante los cuales te deseo también una F.N. y un P.A.N! :D

Posdata: supongo que deben ser amigos de la UNJBG =) Firmen con sus nombres, porfa, para agradecerles personalmente :D

jsk dijo...

Y LLEGASTES TU ..

Yo solía pensar que sabía quien eras tú
No sabía que dentro de ti yo iba encontrar la luz
No sabia que existía un mundo así
No sabía que podía ser tan feliz

Y la vida pasaba de largo vacía sin emoción
No había nada flotando en el aire abrazándome el corazón
Y llegaste tú y el mundo me abrazo
Y llegaste tú y el mundo se paro

CORO

Y llegaste tú y me sorprendió
El poder que había en este amor
Y llegaste tú una bendición
Aún recuerdo el momento en que todo cambió
Y llegaste tú y me sorprendió
El poder que hay en este amor
Y llegaste tú, una bendición
Aún recuerdo cuando llegaste tú

Hoy que estoy en tus brazos recuerdo mi soledad
Y me río pensando en las veces que yo te dejé pasar
Y llegaste tú y el mundo me abrazó
Y llegaste tú y el mundo se paró...

tkm y te amo mi amor con todo mi corazon gracias por todo tu amor y cariño.. eres unico!!! ..

La Gata Coqueta dijo...



Quisiera que el Año Nuevo sea lo más sobresaliente para ti

Que los días sean cubiertos por la calida luz del pensamiento

Que los sueños sean tan coloridos como las ilusiones

Que las noches se llenen de esperanza

Y las mañanas se tiñan de la ternura de los sentimientos

Este es mi deseo, que te hago llegar y dejo recostado

En la tarima del alma.

¡¡Feliz Año Nuevo!!

María del Carmen

La Gata Coqueta dijo...



Deseo que la paz secuestre tú vida
el amor inunde tú alma
la felicidad se refleje en tú cara.

Y que tú corazón me recuerde
como la estrella fugaz
que abraza en armonía
todo lo bueno que te mereces.

Cuando hoy brinde mirando al infinito
le rogaré que siga arropando
la semilla de bienestar
que lleva tú nombre inscrito.

Te quiere!!

María del Carmen


HOMBREDEAPIE dijo...

Me encantó su artículo. Es el brillo de una esperanza en una vida en solitario.
Saludos

Rogger Avendaño Cárdenas dijo...

JSK: Te descubrí! xD
Gracias por la canción, es tan suave, tierna, dedicable.

Espero que sigas conectándote al blog. Un abrazo!
:D

Rogger Avendaño Cárdenas dijo...

Muchas gracias, Gata Coqueta, por visitar el blog, comentar, derramar tus bendiciones, palabras y cariño.

Un saludo fraterno, poetisa. Hasta pronto. Este blog siempre tendrá un lugar para ti. :D

Rogger Avendaño Cárdenas dijo...

Hombredeapie: Soy un lobo que camina en el blanco llano ártico. A veces algunos pasos me duelen al punto de caerme, pero siempre con la frente en alto.
Entonces alzo la mirada al cielo, aúllo de tristeza o alegría.
La luna entiende tantos secretos.

Un saludo, gracias por las buenas palabras con este blog. Te espero hasta la próxima xD