lunes, 5 de octubre de 2009

LA BODA DE MAMI


El sábado anterior, mi mamá se casó en la Iglesia. Los parientes más cercanos estuvimos vestidos a la etiqueta. Yo, que odio las corbatas porque me asfixian, tuve que ponerme una. La ceremonia eclesiástica inició a las 4 y 30 de la tarde. Culminó a eso de las 7.

Pocas veces fui a una iglesia. No es el espíritu anticristiano, ni el ateísmo lo que apaga la cristiandad que tengo. Creo en Dios, pero a mi manera. El hecho es que contadas veces estuve en una iglesia. Y hasta ahora, nunca antes había estado presente en una ceremonia completa, oyendo el canto del cura y sus sabias palabras.

Mi madre Bertha por fin se casó con Humberto, que no es mi padre pero gracias al cual tengo 3 hermanitos menores. Ya tenían más de 10 años conviviendo. Ir a la iglesia les sirvió de mucho. Tiempo antes de casarse, iban a las misas del padre venido de México, un órale buena gente. Sólo basta ponerle un gorro de ala ancha para tener un charro 100% mexicano, como el tequila.

Una vez acabado el pacto con Dios, fuimos a la casa. Apenas a 6 cuadras de la iglesia. La jarana cobraría vida e inusitadas escenas alcoholizadas. La orquesta empezó a tocar a las 8 de la noche. Orquestada que duraría hasta las 3 de la madrugada, hora en que la gente cabeceaba pendularmente. Tres encargados, cuidábamos a los alegres borrachines de cualquier fascineroso que quisiera agraviarlos.

Cuando le embriaguez se apodera, algunos pierden los estribos, hacen cosas que sanos jamás harían. El padrino del casorio de mi madre, un católico a prueba de balas, me había retado a un duelo de vencidas (pulsaciones con el brazo).Me ganó o, mejor dicho, me dejé ganar. No vaya a ser que luego me digan abusivo. El hombre era más flaco y chato que yo. Mejor darle su momento de gloria, me dije.

A partir de las 3 de la madrugada, la gente enternada se iba en taxis. Los tres guardianes los escoltábamos, como quien salvaguarda a un mareado congresista. Había tipos sospechosos, cateándonos desde una esquina, desde otra. Pero los tres fuimos a preguntarles a quién buscaban y sus nombres. Se inquietaban. Menos mal eran dos o a veces uno solo. Así que los repelíamos con protocolares palabras.

-Por favor, retírese. No queremos problemas con los jefes que están en la fiesta.

Pero ya a las 5, cuando el cielo aclara lentamente su matiz rojizo, quedaban menos de 10 bebedores. Dos señoras chismeándose cosas de la vida, tres caballeros reflexionando sobre el matrimonio, dos chiquillos exaltando las maravillas de la cerveza y 3 señoritas que nos hacían ojitos a los 3 cuidadores de esa noche. Elmer (el más joven, apenas 18 años), Mateo (que ya frisa la cincuentena, con principios de calvicie) y yo (con mi deportiva polera negra y la mirada firme de un cadete amedrentador).

Como ya no quedaba mucha gente que cuidar ni sospechosos rondando la puerta abierta del local, lo cerramos. Nos empilamos para destapar algunas “Cusqueñas” y probar suerte con las 3 chicas. Nos sentamos cerquita a ellas, en la cornisa del escenario de madera preparado para la orquesta.

Ya eran las 6 de la mañana. Las chicas estaban felices. Elmer ya se besaba con una. Mateo le hablaba a otra, ya separados de nosotros. Y yo me quedaba con una extraña sensación, con María, que era una chica de piel clara y ojos pardos. Recién nos conocíamos esa noche, me miraba y se reía. No supe qué decir, pensaba en una amiga que tengo lejos. Quería saber qué estaría haciendo mi adorada amiga, allá en tierras lejanas. La extrañaba más que nunca. Luego María me hizo una pregunta que me incomodó:

-¿Eres gay?

-No, María. Es sólo que pienso en una amiga que quiero mucho. Que está lejos, pero nos queremos.

-Ah, claro. Menos mal.

Así, en lugar de coquetear o de besarnos, nos quedamos hasta las 7 de la mañana filosofando de la amistad. Ahí, abrimos las puertas para despachar a los últimos invitados y, de paso, guardamos las sillas y demás decorativos de la fiesta de bodas. Elmer estuvo feliz; Mateo, esperanzado; yo, desesperado, adormecido, legañoso.

Mi madre, súbitamente, apareció. Entonces me dijo que se la había perdido el anillo de bodas. Era de, ¿oro? Hasta yo me sorprendía. Y claro, entonces mi madre me dijo: esa chica tiene pinta de ser charapa. Se refería a María.

-Todo bien, mami. No te preocupes. Acá, Mateo, Elmer y yo ya despedimos a la gente. Buscaremos tu anillo.

Al final de 2 horas. No lo encontramos.
(Foto de la foto para el recuerdo).

16 comentarios:

Rogger Avendaño Cárdenas dijo...

Me pegué una amanecida que me hizo dormir hasta el mediodía, ya en cama.

Pero el anillo no apareció.

Shedir dijo...

Muchas felicidades por esa boda!! Espero que tu madre sea muy feliz...

Un beso

estrella dijo...

hola roger enhorabuena para tu mami, y ke pena ke se perdio su anillo, pero bueno lo importante no es el anillo edso es simbolico lo importante ke ella ha realizado su sueño y bendecido su matrimonio, y hay amigo, has probado el tekila mexicano o solo fue una expresion, mirea ke si no lo has probado, te has perdido de mucho es el mejor tekila del mundo, jajajajj ke puede decir una mexicana verdad?, lo ke no entendi es ke significa charapa, bueno espero se hayan divertido de lo lindo en la boda, y mmmmmm pobre maria ya soñaba en tu conkista, me imagino, mala suerte para ella, jjajaajja, bueno amigo gracias por tus comentarios e mi blog, un abrazo y bendiciones con amor....luz estrella

esteban de LIMA dijo...

Ah caramba. Matris. Jaaa...vale, eh. Muy bien, roger.

felicitaciones!!

Daniel dijo...

Wenaaaaaaaaa!!! rogger ...

Jejeje tu siempre tan feliz hermano...
cuidate tu sabes que todos tus patas te apoyaremos en too...
y me pareece muy Cool...
q se aya casado tu mami....

jeje Salu2

lo q hago por ti weon..

jaja


salu2 hermano

atte:

dan

Bruni, Carla, ¡¡of course!! dijo...

Me alegro por mamá y vienvenido al Bruniclub.
Pronto estaré de vuelta

Hasta pronto

besos

MaRieLA dijo...

:$ Bueno para no gustarte usar corbata, mal no te quedaba eh :)
Ohhh, emm bueno :$
Me alegro que se haya casado tu mamá, eso prueba que sienten un verdadero amor no es así, lo afianzaron y está muy bien para mantener unida a la familia y que sigan contentos vos y tus hermanitos!
Cof! Qué cosa, habrá pensado que eras gay porq no la besabas? estaba un poco apurada la chica :P Se debe notar a la legua que no lo sos Roggeeer! Ohh
bueno, hablamos casi nada, entre tu facu y mis cosas, hablamos poco.
No extrañes tanto a esa amiga che! ;) pensá que ya hablarás con ella nuevamente :)
Un besoteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee grande :):)

MAJECARMU dijo...

Mi felicitación por esa boda llena de alegría y disfrute..
No me cabe duda de tus recursos y facilidad de palabra a la hora de crear y amenizar con gracia tus posts,amigo..

.. Pero,no te olvides de cuidar a tus seguidores.. la generosidad es importante por ambas partes.. Te lo digo por experiencia, si quieres mantener el ritmo que emprendiste..!

Suerte y mi abrazo.
M.Jesús

Emy dijo...

Hola Rogger, gracias por tus comentarios en mi blog.

FELICIDADES a tu madre por la boda.

Besos

KARMILA dijo...

Oyeeeeeeeeeeeeeeeeee yo soy mexicana heeeeeeeeeeeee así que mas respeto para los mexicanos, por fis jajaja (broma) pues mil felicidades por la boda espero que si hayan encontrado el anillo porque si no ya me imagino a tu mami va estar bien triste.

Besos¡¡¡

Rogger Avendaño Cárdenas dijo...

Respondo :)

SHEDIR:
También quiero que mi madre sea feliz.
;)
Aunque a veces la de sus ataques de cólera, se pone roja como tomate,pero se le pasa.
Que tengas una bella semana, Shedir.


ESTRELLA:
El tequila, uf...sí lo probe. Buenísimo.

Charapa: en este caso siginifica, persona nacida de la selva peruana. Suele ser alegre, encantadora, enamoradiza, liberal. O sea, la mujer ideal, ardiente, querendona.
Un beso para ti, Estrella.


ESTEBAN:
El matri fue bueno, al fin y al cabo. Espero casarme yo también, algún día.
Gracias por seguir este blog, Esteban.
:)

Rogger Avendaño Cárdenas dijo...

DANIEL:
Gracias, promoción. Por cierto, en noviembre presentaremos el libro que publiqué el Lima. Espero contar con ustedes, habrá bocaditos. Espero también, compres tu libro. Para mi gente de la promo será con descuento.
:D
Gracias, Daniel.


CARLA BRUNI:
Gracias, Carla. Espero seguir en el bruniclub.
Besotes para ti, Guapa amiga.


MARIELA:
Maru, jejee...la corbata, como que me asfixia, uf uf uf.
Por cierto, espero encontrarte en chat, ya uno de estos días. Para seguir contándonos la vida, che, querida, ¿viste? Jajaja...
;D
Un millar de besos y abrazos para ti.

Rogger Avendaño Cárdenas dijo...

MAJECARMU:
Muchas gracias, María. Ya te visitaré, lo prometo :)
Un abrazote para ti, me animas a seguir escribiendo (ya sea posteando en mi blog o comentando blogs amigos).
;)
Un abrazo grandísimo para ti, María.


EMY:
Que a ti también te vaya bien, Emy querida.
Una lluvia de cariños AMISTOSOS para ti.


KARMILA:
El sacerdote es mexicano Es un buen orador y tiene un buen sentido del humor. Es uno de los mejores curas que tuvo la iglesia, según me contó mi madre que ya va muchos años a la iglesia.
:P
Un abrazo, Karmi querida.

Leo Antunez dijo...

La búsqueda es tan importante como la intención que la determina.
No te olvides de lo mejor de tí mismo en ese viaje.
Seguiré tus pasos con la serena confianza de que tu apuesta es cierta y tu futuro como escritor y periodista, valiente y decidido.
Un sincero abrazo.

●๋•alexia●๋• dijo...

felicidades por el matrimonio de tu madre, la verdad mi madre tambien se caso hace dos años con tu tio que es bueno con ella (aunque yo la verdad no lo soporto pero si ella es feliz lo sere yo tambien)fue genial porque el matrimonio fue en puno con todas esas ceremonias que hacen en provincia hubo una asesinato masivo (pobres animalitos). bueno ya te solte mi rollo mejor me callo. espero que hallan encontrado el anillo mira que perderselo ni pasada las 24 horas jejeje. cuidate besitos

Rogger dijo...

LEO:
Sin duda, así es, Leo, como lo dices. Yo espero encontrar al guía y a la musa. Quizás sólo halle a uno, quizás a los dos, quizás a ninguno. Pero ahí prendo mis baterias, en esta búsqueda.
;D
Saludos grande para ti.



ALEXIA:
Pues sí, algunos matrimonios son de tomar cerros de cajas de cerveza, jajaja...
peor mientras no haya heridos, todo bien.

Un abrazooote para ti, Alexia. Siempre eres bienvenida en este blog.
;)